Enero 2023 – La inflación remite y el mercado coge fuerza

SFRR cierra el mes de enero en +8,70%, SFPG +8,05%, SFQS +11,56%, mientras que el MSCI World termina en +5,49% en EUR, S&P 500: +6,17%, Nasdaq 100: +10,62%, Eurostoxx 50: +9,75%.

Este mes se han comportado muy bien los 3 fondos. Un buen resultado para celebrar la autorización por parte del regulador luxemburgués para armonizar los fondos bajo la normativa europea UCITS, que proporciona un mayor grado de protección, control y transparencia en beneficio de los accionistas. Con esta autorización, ratificada en junta de accionistas el pasado 27 de diciembre de 2022, los fondos pasan a ser UCITS, lo que facilitará su comercialización y futuro crecimiento.

En Real Return han contribuido positivamente las estrategias de Momentum 10,52%, Quality 12,16% y Tactical +5,95%. Además, ha contribuido positivamente a la rentabilidad la cobertura de USD, que ha evitado la caída del 1,5% que ha registrado la divisa americana en el mes. Las estrategias de Trend Following sobre S&P500 y Nasdaq han permitido minimizar el coste de la cobertura, detrayendo sólo -0,26%. En Prudent Growth, las acciones contribuyeron +7,45% y la cobertura sobre Nasdaq restó -0,44%. En Quality Stocks las acciones contribuyeron +11,56 % y la exposición a USD restó -2,03%.

La recuperación ha sido generalizada en el arranque de año. Como esperábamos, el renovado apetito por la renta fija y la contención de la inflación han sido fuertes soportes para el impulso de la renta variable. Los sectores más favorecidos han sido consumo minorista +16,11%, semiconductores +16,01%, construcción +15,14% y tecnología +9,23%. Se han quedado significativamente atrás suministros (utilities) –2,00%, salud –1,83% y consumo básico –1,09%.

Esta rotación sectorial es contraria al escenario de recesión, en el que deberían hacerlo mejor los sectores no cíclicos frente a los cíclicos y contraria también al consensus de mercado, que esperaba un arranque de año muy negativo, en línea con el retroceso de diciembre.

Para evitar la polarización hacia un determinado escenario en Altex siempre consideramos la información que aporta cada área de análisis: Macro, Técnico y Fundamental.

En el área macro efectivamente los indicadores adelantados como la venta de casas, pedidos industriales o la curva de tipos de interés han ido perdiendo fuerza y apuntando hacia recesión. El buen comportamiento del empleo es lo que mantiene el buen tono de la economía y aleja temporalmente ese fantasma. La subida de tipos de interés aprieta, pero aún no ahoga, y los bancos centrales se muestran ahora más tímidos a la hora de forzar la ralentización de la economía. Tras los primeros síntomas de control de la inflación ha llegado un aumento de liquidez al mercado americano por dos vías. Por un lado, el tesoro americano ha traspasado liquidez a los bancos comerciales por el techo de deuda legal al que se enfrenta, aumentando la capacidad de préstamo de éstos. Y por otro, la reserva Federal ha favorecido el aumento de liquidez reduciendo el volumen diario de dólares que drena del mercado por medio de Repos inversos. Su discurso también se ha moderado apuntando a un ritmo de subidas más pausado y dependiente de los datos de inflación.

En el análisis técnico de mercado se han producido significativas mejoras. El SP 500 ha superado la media móvil de 200 sesiones, la media de 50 ha superado la de 200 (golden cross el 2 de febrero), y la media de 100 ha conseguido volver a mostrar pendiente positiva. En general los osciladores muestran mejor momentum y se ha alcanzado una importante zona de resistencia entre 4100 y 4200 que ayudará a evaluar la fortaleza del mercado. Las acciones de alta beta de mercado se han comportado mejor que las de baja volatilidad, los sectores cíclicos han ido mejor que los no cíclicos, y las acciones de pequeña capitalización han subido más que las de gran capitalización. A pesar de estar aún en un mercado lateral bastante frágil, los días de compras generalizadas de acciones (breadth thrust), el número superior de empresas que alcanzan máximos de 12 meses frente a los nuevos mínimos y el buen comportamiento de la renta fija dan una perspectiva más positiva desde el punto de vista técnico.

En el terreno del análisis fundamental, el crecimiento esperado de beneficios de empresas se ha seguido ajustando a la baja, pero sin grandes sobresaltos. El porcentaje de empresas que han dado un beneficio superior al esperado para el Q4 de 2022 se sitúa en el 70% a día 3 de febrero. El ratio P/E forward a 12 meses del S&P 500 se sitúa en el 18,4, aún superior a la media de los últimos 10 años pero ya cotizando en valoraciones más razonables. En los segmentos Mid-cap (S&P 400) y Small-cap (S&P 600) las cotizaciones son bastante inferiores (P/E forward a 12 meses de 14,6 y 14,2, respectivamente).

El entorno actual ofrece buenas oportunidades en renta variable (Growth, Tecnología, Biotech, Small caps y Emerging Markets Asia) y buenas oportunidades en renta fija con duración entre 4 y 10 años, tanto USA como Europa. Esto permite configurar carteras más diversificadas. Seguimos prudentes en USD, aunque ya ha retrocedido la mayor parte del exceso acumulado el año pasado y el EURUSD podría encontrar cierta resistencia en la zona de 1,09 – 1,10, mientras el mercado siga cotizando un riesgo suficientemente alto de recesión. Seguimos considerando como escenario central el de bancos centrales restrictivos pero sensibles al crecimiento y al empleo. En este escenario en el que la inflación se mantendría moderadamente alta pero no disparada, asistiríamos a la recuperación de los sectores más castigados de 2022 y a cierta consolidación de los sectores más cíclicos.