Octubre 2023 – El mercado retrocede y aguanta soportes

SFRR cierra el mes en -3,99% (+6,20% YTD)

SFPG cierra el mes en -5,06% (+8,79% YTD)

SFQS cierra el mes en -3,41% (+17,49% YTD)

 

MSCI World termina en -2,80% en EUR (+7,41% YTD en EUR)

 

En octubre el mercado sufrió una corrección en un entorno por ahora alcista, lo que animó las compras al llegar a los niveles de soporte de entre 4100-4150 de S&P 500 y 14.000-14.200 de Nasdaq 100. En los primeros días de noviembre, el rebote fue notable y confirma la tendencia positiva que se inició en el último trimestre de 2022.

El factor desestabilizador del mes volvió a ser el de los bonos (renta fija) que condicionaron la evolución del mercado de renta variable. El tipo de interés del bono a 10 años americano pasó de 4,575% a 4,933%, alcanzando un máximo intradía de 5,021% el 23 de octubre. Este movimiento se tradujo en caídas en los bonos de alrededor de –3,5% y arrastró a sectores industriales de largo plazo como los de inteligencia artificial (BOTZ -7,89%) y compañías de innovación (ARKK –11,57%). En los índices más generales, como el S&P 500 (-2,20%), hubo sectores que aguantaron mejor: compañías de servicios básicos +1,29%, tecnología de gran capitalización +0,05%, comunicación -1,30% y consumo básico -1,38%. En el lado más negativo, telecomunicaciones –6,89%, metales y minería -5,79%, energía -5,79% y consumo discrecional –5,52%.

El mes de octubre vino a recordar que los tipos de interés a quien más afecta es a las compañías pequeñas. Las top 50 del S&P500 cedieron –1,38% vs Russell 2000 (compañías pequeñas) –6,88% . En el lado positivo estuvo el oro (+7,22%), un claro beneficiario de la inflación y de las crisis de confianza en el sistema financiero.

En el terreno macroeconómico, la guerra entre Israel y Hamás tuvo poca incidencia en el mercado a pesar de la repercusión mediática y del drama humanitario. El mercado estuvo más centrado en los tipos de interés y los mensajes de la Reserva Federal. De hecho, el mercado cayó hasta el día 27 poco antes de la reunión de la FED (Reserva Federal americana). En ella, 1 de noviembre, se mantuvieron intactos los tipos de interés y el discurso duro para evitar una euforia excesiva en el mercado. La conclusión que sacamos es que la agencia americana de control monetario está confiada en que los tipos de interés actuales (5,50%) son suficientemente altos como para ir ralentizando la economía (y la inflación) sin tumbarla. Mantienen su discurso duro para que también lo sigan siendo las condiciones financieras para inversores y consumidores y que la inflación no repunte. Estamos en una fase en la que se espera recesión y el mercado descuenta tipos más bajos a partir de la segunda mitad de 2024, pero venimos esperándola desde hace tanto tiempo que algunos sectores y tipos de acciones han caído ya demasiado, y su potencial de recuperación es mayor que el de caída. La profundidad y fecha de la recesión son imposibles de anticipar con exactitud y no todos los sectores irán perfectamente alineados con la media de la economía, porque es más práctico analizar la evolución y atractivo de cada sector y factor de forma individualizada para componer una cartera robusta. La dispersión entre activos es extraordinariamente elevada y también las oportunidades que el mercado ofrece.

Tras la corrección de octubre, seguimos con los fondos muy bien posicionados para aprovechar oportunidades en un mercado que se mantiene alcista y que apunta a cerrar un año significativamente positivo contra todo pronóstico. Los sistemas de cobertura no contribuyeron significativamente al tratarse de una corrección y no materializarse un mercado bajista. Los cortos detrajeron rentabilidad a principios de mes y la recuperaron al final. En cobertura de divisa sí sumamos 8 bps ya que después del reciente rally del USD, su retroceso ha propiciado que capturemos rentabilidad a través de opciones. Iniciamos noviembre con un fuerte rebote en los fondos con un posicionamiento alcista y buenas perspectivas para el cuarto trimestre del año.

A partir de diciembre contaremos con cobertura tanto de índices como de divisa en nuestro fondo Sigma Fund Quality Stocks, que pasará a llamarse Altex Quality. Sigma Fund Real Return y Sigma Fund Prudent Growth se denominarán Altex Momentum y Altex Prudent Growth, respectivamente. Bajo la nueva denominación Altex, contaremos con 3 fondos con rendimientos de renta variable basados en los 3 factores que más ganan a largo plazo en compañías medianas y grandes (Quality, Momentum y Growth), todos con cobertura táctica que permitirá reducir las caídas en futuras crisis de forma más significativa.

Lanzamos además un nuevo fondo, Altex Tactical, con objetivo de superar el rendimiento del S&P 500 y reducir su caída máxima a menos de la mitad. Está diseñado para capturar rentabilidad en volatilidad e índices con un estricto control de riesgos y capacidad para ponerse completamente en liquidez en mercados adversos. La fecha de lanzamiento se comunicará próximamente.